Turismo seguro vs Terrorismo


Seguridad: Factor Clave para el Turismo

El turismo se ha convertido en una actividad prioritaria para cientos de millones de ciudadanos y la seguridad afecta a todos los individuos. En el año 1950 el movimiento turístico mundial era de 22 millones de personas, en el año 2014 han sido 1.138 millones las personas desplazadas fuera de sus fronteras.

En la actualidad, la inseguridad ciudadana y DSC00031-recel terrorismo son una grave amenaza para los movimientos turísticos de muchos países.

El principio VII de la Declaración de La Haya sobre turismo dice que: “La seguridad, el respeto de la dignidad y la protección de los turistas son requisitos previos del desarrollo turístico”. Por este motivo, es indispensable que las medidas encaminadas a facilitar los viajes, las visitas y las estancias turísticas se acompañen con medios destinados a garantizar la seguridad y la protección de los turistas y sus actividades.

El turista es muy sensible a la inseguridad y prioriza aquellos destinos que presentan minimizado el riesgo y le permiten emplear su tiempo de ocio sin otra preocupación que la de disfrutar. Es exigente, y también lo es con la seguridad.

En este sentido, no se trata solo de garantizar la seguridad ciudadana en general. La  demanda de seguridad está asociada a la condición de turista y la necesidad de sentir protegidos sus movimientos dentro de una ciudad o país, especialmente, teniendo en cuenta que el turismo se ha convertido en un eficaz instrumento de crecimiento socioeconómico, incluso de subsistencia para muchos de ellos. Actualmente, los ingresos por turismo representan más del 9 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) mundial. En España, con 65 millones de visitantes, los ingresos superan el 15 por ciento del PIB.

Hasta ahora, DSC03923-peqen los países en vías de desarrollo, la seguridad turística no ha tenido la importancia que debería tener para todos los organismos competentes del sector publico y privado encargados de combatir la inseguridad que afecta directamente al sector económico, social, jurídico y político de cualquier país.

Pero, ¿Qué es la seguridad para el turismo? Podemos definirla como un “Conjunto de medidas, condiciones objetivas y percepciones existentes en el ámbito social, económico o político de un destino turístico, que permiten que la actividad turística se desarrolle en un entorno de libertad, confianza y tranquilidad, y con la mayor protección física, legal o económica para los visitantes y sus bienes”.

La seguridad para el turismo la podemos englobar básicamente en seis puntos:

  1. La Seguridad Pública, como el sistema que permite el libre desplazamiento del turista por el destino con protección, atención a dependientes, etc.terrorismo3
  2. La Seguridad Sanitaria, como el sistema de prevención, emergencia y protección que permite la asistencia médica al visitante durante su desplazamiento en el destino turístico.
  3. La Seguridad Informativa, como el sistema de comunicación que permite con garantías el conocimiento de la oferta y características del destino.
  4. La Seguridad Económica, como sistema de garantías del viajero y reaseguro para prevenir riesgos desde la perspectiva económica y financiera.
  5. La Seguridad de los Servicios, como el sistema que permita la protección por los distintos establecimientos de servicios turísticos y recreativos (hoteles, restaurantes, áreas culturales y de ocio, etc.) del viajero en los destinos turísticos.
  6. La Seguridad en Eventos, como el sistema que permite la prevención y protección durante la participación en eventos sociales, deportivos, musicales, recreativos, culturales, etc. del visitante.

Con todo ello, se trata de contribuir a posicionar los destinos turísticos con una imagen de seguridad ante cualquier tipo de potenciales incidentes, bien sean delictivos o violentos, desastres naturales, accidente o enfermedad, etc.DSC00063-rec

Un destino turístico que presente una imagen en el mercado de “destino inseguro” directamente suele causar una desvalorización del mismo en el mercado y hacer que la demanda lo margine en la elección.

No obstante, es importante recordar que la seguridad es una variable de valoración totalmente subjetiva, ya que es interpretada de distinta manera de acuerdo a la información previa y la percepción particular que se tenga sobre los riesgos reales o potenciales, dentro del marco de un lógico equilibrio individual y colectivo.

Igualmente, es importante tener en cuenta que la seguridad del sector turístico no supone, solamente el desarrollo de un servicio social, sino que también forma parte de su sistema de producción y desarrollo sectorial y, por lo tanto, muy vinculado a la competitividad y calidad de sus estructuras institucionales y empresariales.

Por este motivo, la remodelación y modernización de las estructuras de seguridad y dotaciones policiales, de salud, de emergencias, de justicia, de transporte, de comunicación, de atención y apoyo, etc., son fundamentales para garantizar la demanda de servicios de los turistas y visitantes y su protección de la vida, de la salud, de la integridad física, psicológica y económica.

Desde una visión pragmática, es necesario globalizar estas condiciones básicas de seguridad  para incorporar las diferentes variables y crear un plan integral de seguridad aplicable en los diferentes países.

INSEGURIDAD Y TERRORISMO

El sector Turismo es uno de los más sensibles a la falta de protección, y su imagen se daña fácilmente cuando el riesgo y las amenazas se ponen en conocimiento de los potenciales visitantes.

No obstante, hay que diferenciar entre la delincuencia y el terrorismo porque no son lo mismo. En el sector del turismo y los viajes, los delincuentes necesitan a la industria turística, con la que mantienen una relación parasitaria y, aunque esto afecta a la actividad, no busca destruirla. De hecho, muchas formas de crimen organizado han encontrado tradicionalmente que el turismo puede ser una manera orientada a generar y lavar dinero. El terrorismo por su parte, busca destruir al la industria del turismo y su objetivo es causar el mayor daño que sea posible a la economía local, como parte de una estrategia de guerrilla absoluta.

Así, el terrorismo es un problema crónico que es muy probable que se mantenga presente en muchos países durante largo tiempo si no se toman medidasterrorismo4 drásticas y globales.

El terrorismo puede tener éxito al atemorizar a ciudadanos y visitantes, al hacer que los viajes sean menos deseables y más arriesgados. En muchos países el turismo seguirá siendo uno de los objetivos primarios de los terroristas y los gobiernos han de ser conscientes de ello.

Túnez, Egipto, Libia y Jordania: viajar en tiempos revueltos

De nuevo y recientemente, un acto terrorista indiscriminado ha roto muchas de las esperanzas que los tunecinos habían depositado en un nuevo tiempo de tranquilidad social, política y también turística.

La masacre del Museo de El Bardo ha tenido una gran repercusión a nivel internacional y, desde el punto de vista turístico, supone un especial golpe para los objetivos marcados por sus responsables, tanto públicos como privados, ya que todos son conscientes de que la violencia y el terrorismo son la causa principal del descenso en las cifras y en el nivel de competitividad sectorial.

Ante este escenario, es lógico pensar que la seguridad de Túnez como país y como destino se ha convertido en urgente e indispensable si desea recuperar los niveles de competitividad de no hace mucho tiempo.

Según datos recientes, el turismo suponía el 7,3 por ciento del PIB directo de Túnez en el año 2013 y apuntaban que podía haber alcanzado el 9 por ciento en el 2014. Y más aún, medido de forma general, con impactos indirectos y sectores inducidos, la industria turística representa más del 15 por ciento del PIB.

Además, no hay que perder el referente de que, desde el año 2011 está siendo una época complicada para el norte de África. Túnez, Egipto, Libia y Jordania fueron protagonistas de la Primavera Árabe, de sus levantamientos populares contra sus respectivos gobiernos que incluso derivaron en guerra civil, como en el caso libio. La situación actual es un poco más estable pero, los miedos ante la inseguridad objetiva y subjetiva en estos países han afectado a sus relaciones y objetivos turísticos y, de forma importante, a sus maltrechas economías.

Ciertamente, también el efecto “Túnez y Egipto” presenta ventajas para otros países. Así, en concreto, el “lobby turístico” señala que la inestabilidad política y social de Egipto y Túnez atraerá a España más de 700.000 turistas nuevos y unos ingresos estimados en más de 600 millones de euros sobre los previstos para el turismo español.

PLANES DE SEGURIDAD EN EL TURISMO

En cualquier caso, para lograr los objetivos generales, al menos, se han de desarrollar acciones encaminadas a:

  • Garantizar la seguridad de los turistas y avanzar en la prevención de la comisión de delitos en los que la víctima tenga la condición de turista.
  • Incrementar los niveles de seguridad ciudadana en aquellos espacios y lugares de mayor riesgo y concentración de turistas.
  • Proporcionar al turista información sobre las medidas de autoprotección que debe adoptar para evitar que se convierta en víctima.
  • Potenciar y perfeccionar la planificación y ejecución de los medios policiales de lucha contra la delincuencia en las zonas turísticas.
  • Mejorar la eficacia y la calidad en la prestación del servicio de atención ciudadana facilitando la disposición de intérpretes y la comunicación con consulados y embajadas.
  • Favorecer la colaboración y la coordinación entre las instituciones públicas y privadas del sector turístico.

Todo ello, sobre la base permanente de potenciar los estudios y la recogida de información sobre los aspectos de la seguridad y casos registrados que afectan al sector turístico

En definitiva, hay que establecer un “Plan de Turismo Seguro” que debe tener como principal objetivo incrementar de forma permanente la seguridad ciudadana en las zonas turísticas y proporcionar un entorno seguro al turista durante su estancia en el país, favoreciendo y contribuyendo activamente a las actuaciones en el sector con un mayor grado de competitividad, así como cooperar entre todas las instituciones públicas y privadas que intervienen en el sector turístico.

En este sentido, la seguridad turística requiere tanto creatividad como innovación en todas las entidades que planean, formulan, implementan y evalúan políticas, planes y acciones en materia de seguridad para la sensibilización y el ejercicio de la corresponsabilidad entre residentes, visitantes y prestadores de servicios turísticos.

Capítulo aparte merece la gestión y la atención de los escenarios dramáticos que afectan a las personas desplazadas en situaciones de crisis, en los que hay que entrar a considerar las posibles reacciones inesperadas y prever el establecimiento de sistemas seguros de comunicaciones y de apoyo a la decisión, así como control de movimientos, localización y atención inmediata con equipamiento y personal especialmente adiestrado y capacitado. Ejemplo reciente tenemos con el desastre ocasionado por el imporcvr_12_1430520296-peqtante seísmo en Nepal.

Como conclusión, hay que alcanzar a proyectar una visión amplia de la seguridad global para poder posicionarse como destino turístico sostenible, haciendo de este sector el motor generador de desarrollo económico que es objetivo natural de muchos países.

Esta meta precisa de un cuidado especial a la hora de diseñar y ejecutar acciones de fortalecimiento de las condiciones de seguridad turística, lo que redundará en la satisfacción de los visitantes y, con ello, el incremento de interés de empresarios e inversionistas, que cuentan con poder garantizar el éxito de sus campañas basadas en la tranquilidad y el bienestar de sus clientes.

Manuel Sánchez Gómez-Merelo
Consultor Internacional de Seguridad

Publicado en geopolítica, Geoseguridad, guerra, infraestructuras críticas, Manuel Sánchez Gómez-Merelo, museos, patrimonio cultural, políticas de seguridad, prevención, privada, protección, seguridad, seguridad ciudadana, Seguridad cultural, Seguridad económica y financiera, seguridad humana, seguridad nacional, seguridad pública, seguridad privada, terrorismo | 1 comentario

Robo millonario en Londres por el método del butrón


Unos 300 millones de euros en joyas fueron sustraídos de la bóveda de cajas de seguridad Hatton Garden, en pleno centro de la capital británica

El robo se produjo durante la noche el pasado Viernes Santo, si bien nadie se percató de lo sucedido hasta la mañana del martes, cuando llegaron los empleados, tras un lunes festivo en el Reino Unido.

La compañía que se encarga de la vigilancia de Hatton Garden Safe Deposit Company advirtió a la policía a las 23.31 horas del viernes que se había disparado una alarma, pero Scotland Yard consideró que no se requería su actuación y terminó siendo uno de los robos más importantes de los últimos años en Europa.

2 1

El área de Hatton Garden se ubica entre la City y el West End, en el centro de Londres. Es conocida por el comercio de diamantes y oro y por albergar las cajas de seguridad de las piedras preciosas, principalmente diamantes, que no han sido enviadas a las joyerías.
En el área se estima que hay unos 300 comercios y más de 55 joyerías especializadas. Esta es la mayor concentración de joyeros en el Reino Unido y, consecuentemente, también de riesgo.

3        4

Los ladrones, que desvalijaron 72 cajas de seguridad de la empresa, se deslizaron a través de un hueco de ascensor para llegar al exterior de la cámara acorazada y utilizaron un taladro de obra, una muela diamantada de más de 30 cm de diámetro, para abrir un gran agujero en la pared de hormigón de más de un metro de espesor que les separaban de las cajas de seguridad. En definitiva, los ladrones utilizaron equipos pesados nada sofisticados para ingresar con toda impunidad a una bóveda no especialmente protegida.
Según las imágenes obtenidas, los ladrones, con chalecos fluorescentes, mascarillas y cascos, llegaron con bolsas y contenedores de basura desplazables al depósito de seguridad y después de dos noches de trabajo, se hicieron con el contenido de las cajas de seguridad.

Ciertamente, ha habido audacia y utilización de métodos de vieja escuela para el robo.
Por otro lado, la policía británica ha admitido que no envió a ningún agente cuando se disparó la alarma en Hatton Garden. El portavoz policial aseguró en un comunicado que “es demasiado pronto para determinar si la forma cómo se gestionó la llamada pudo influir en el resultado del incidente”.

Por su parte, el periódico Daily Mirror, publicó las imágenes de cámaras de vigilancia donde aparecen los ladrones en acción. Se ve a varios hombres con los rostros ocultos tras mascarillas entrar y salir varias veces del edificio durante el largo fin de semana de Pascua.

John O’Connor, exdirector de la sección de Scotland Yard contra robos, dijo a la BBC que los ladrones parecían bien preparados pero que la policía se mostró “totalmente incompetente” por no haber respondido a la alarma.

Igualmente, la Policía Metropolitana de Londres también ha publicado una serie de imágenes del lugar donde se produjo el robo millonario a la empresa Hatton Garden.

56

Hatton Garden, el distrito de los diamantes, ha sido objeto de varios robos audaces anteriormente. En 1987, dos ladrones armados se llevaron joyas por valor calculado 90 millones de dólares en ese entonces. En 1993, los ladrones esposaron a los trabajadores, vulneraron las entradas de alta seguridad y forzaron una caja fuerte para llevarse diamantes valorados en millones de dólares.

En definitiva, estamos ante un robo muy bien planeado y ejecutado donde los ladrones son especialistas y donde las medidas de seguridad no han sido para nada eficientes y la policía tampoco. ¿Dónde estaban y cómo eran los sistemas de detección y alarma, los sistemas de videograbación y videosensores, los sistemas de transmisión y análisis y los sistemas de verificación e intervención? Aquí ha habido errores en todo el proceso de funcionamiento del sistema global de seguridad que se estima debería de ser muy seguro.

Manuel Sánchez Gómez-Merelo
Consultor Internacional de Seguridad

Publicado en bancos, infraestructuras críticas, Manuel Sánchez Gómez-Merelo, prevención, privada, protección, seguridad, seguridad bancaria, seguridad privada | Etiquetado | 5 comentarios

Presentación del libro “Inteligencia económica y competitiva. Evidencias y confidencias compartidas”


En el Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado (IUGM) se ha realizado la presentación del libro Inteligencia económica y competitiva. Evidencias y confidencias compartidas (Grupo Estudios Técnicos), del doctor Fernando Davara.

El acto fue presidido por Miguel Requena y Díez de Revenga, Director del Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado y contó con la participación de Manuel Sánchez Gómez-Merelo, presidente de Estudios Técnicos y editor del libro y de Eduardo Olier, presidente del Instituto Choiseul España, autor del Prólogo del libro.

En la foto, de izda. a dcha., Eduardo Olier, Miguel Requena, Manuel Sánchez y Fernando Davara.


Fernando Davara
El autor, Fernando Davara (Ph. D.), Presidente y cofundador de Círculo de Inteligencia, patrono y director de la Fundación España Digital y profesor y asesor de diversos Master y Cursos de Postgrado en España e Iberoamérica, principalmente en Inteligencia Económica y Tecnologías de la información, realizó una síntesis de lo más destacado del contenido de esas “evidencias y confidencias compartidas”, así como subrayó su planteamiento de nuevo esquema en el “ciclo de inteligencia”.

Un nutrido grupo de profesionales de los sectores de Seguridad y Defensa acudió al acto.

más información y pedidos…

Publicado en inteligencia, Inteligencia Económica, Manuel Sánchez Gómez-Merelo | Deja un comentario

Clausura de la cuarta Edición del Curso de Especialización Dirección, Organización y Gestión de la Seguridad en Infraestructuras Críticas y Estratégicas (DSICE)


El pasado día 4 de febrero, en el Salón de Actos del Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado, tuvo lugar el Acto de Clausura del IV Curso de Especialización Dirección, Organización y Gestión de la Seguridad en Infraestructuras Críticas y Estratégicas (DSICE), organizado por GET – Grupo Estudios Técnicos y el IUGM – Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado (UNED).IMGP7312

Miguel Requena y Díez de Revenga, Pedro Vivas González, Director y Subdirector, respectivamente, del IUGM – Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado (UNED); y Manuel Sánchez Gómez-Merelo, Presidente de GET – Grupo Estudios Técnicos y Director del Curso DSICE, presidieron este acto y fueron los encargados de clausurar este curso.

En el transcurso de este acto se hizo la entrega de diplomas a la Cuarta Promoción de alumnos DSICE, correspondiente a la convocatoria 2014 – 2015, que ha contado con 25 alumnos matriculados, en las modalidades online y semipresencial, además de otros profesionales, que han asistido a las diferentes Jornadas de Conferencias que como actividades complementarias al curso, se llevan a cabo mensualmente en el IUGGM.

El Curso DSICE está impartido por una treintena de profesores, expertos internacionales, pertenecientes a diferentes entidades públicas y privadas, y ha contado con el apoyo del Ministerio de Defensa a través del IUGGM y distintos departamentos del Ministerio del Interior y la participación de representantes de importantes instituciones.

En la actualidad se está desarrollando la 5ª edición del curso y el próximo mes de abril dará comienzo la 6ª edición, cuyo plazo de matriculación estará abierto hasta el 31 de marzo.

Más información en http://www.seguridad-formacion.com/dsice

Entidades colaboradoras

colaboradores DSICE

Publicado en Ciberseguridad, Defensa, Formación, Geoseguridad, infraestructuras críticas, Manuel Sánchez Gómez-Merelo, políticas de seguridad, seguridad pública, seguridad privada | Etiquetado | Deja un comentario

“Cáceres, Capital Española de la Gastronomía en 2015″


MS y la Alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado
Coincidiendo con la constitución de la Asociación LOABRE, la especial presencia de Dª Elena Nevado, alcaldesa de Cáceres, y, en el año de “Cáceres, Capital Española de la Gastronomía en 2015″, Manuel Sánchez Gómez-Merelo le hizo entrega, a la alcaldesa y también senadora, de su libro “Cerdo ibérico. Las mejores recetas”.
Publicado en Manuel Sánchez Gómez-Merelo | Deja un comentario

Corrupción + indignación = inseguridad ciudadana


Vivimos momentos de especial impacto, tanto en la realidad como en la percepción ciudadana, sobre la inseguridad que están provocando los elevados niveles de corrupción en España. Aunque ésta se pueda entender como un fenómeno nocivo, diverso y global, sus protagonistas, que pertenecen tanto al sector público como al ámbito privado, nos están llevando a momentos de indignación cercanos al movimiento social o la revuelta ciudadana.

Corrupción en la sociedad actual

La corrupción que indigna y moviliza no se refiere al simple saqueo de recursos del Estado, sino que presenta sus múltiples variables de sobornos, malversación de fondos públicos, manipulación de precios, escándalos políticos o financieros por el tráfico de influencias e información privilegiada, financiación ilegal de partidos políticos y sindicatos, parcialidad o dudosas decisiones judiciales, amiguismo o sueldos exagerados de amistades, concursos amañados sobre obras o servicios -o la indebida calificación de las mismas-, compra de equipamiento innecesario, de mala calidad o encarecido, etc.

Lo cierto es que en la actualidad escuchamos hablar de corrupción y la gran mayoría de los ciudadanos piensa que es algo que ocurre solamente en la política o en las grandes entidades financieras, ya que constantemente tenemos noticias en los medios de comunicación de los casos más transcendentales y sonados pero, si analizamos con mas detalle el concepto de corrupción, nos daremos cuenta de que ésta está presente en nuestro día a día y en nuestro entorno más cercano, casi a modo de epidemia.

En cualquiera de sus formas, atenta contra la dignidad de la persona, grupo o país, y, si bien ha acompañado a través de los tiempos al ser humano desde siempre (en las antiguas culturas y en la propia Biblia nos confirman los primeros casos de corrupción) , su alcance y profundidad, desde hace no muchos años, no tiene precedentes.

En este sentido, diversos autores señalan que la corrupción es el resultado natural del proceso de desarrollo político y económico de un país “Cuando las economías comienzan a enriquecerse, aparecen primeramente las rentas que justifican la corrupción y, posteriormente, cuando el costo alternativo es muy alto se desarrollan las instituciones que previenen y sancionan la corrupción” (Bayley, 1966).

Pincha aquí para descargarte el artículo completo

 

 

 

Publicado en corrupción, crisis, Manuel Sánchez Gómez-Merelo, seguridad, seguridad ciudadana | Etiquetado , | Deja un comentario